4 Preguntas que todo emprendedor debe hacerse al menos cada 3 años

 

Los seres humanos tenemos en nuestro cerebro un sistema primitivo de supervivencia y de defensa, que se encarga de rechazar todo aquello que represente un riesgo o un gasto de energía para nosotros. Es precisamente por este sistema que nos resulta muy fácil caer en lo que se conoce como “Zona de Confort”.

¿Qué es la zona de confort? Es un aparente estado de comodidad y de seguridad en el que nos sentimos tranquilos porque todo nos resulta conocido. Pero el problema es que Conocido NO es igual a Bueno. La gran mayoría de las personas permanecen inmersas en zonas de confort llenas de situaciones que no disfrutan, pero que terminaron aceptando sencillamente porque se acostumbraron a ellas.

Cada vez que por nuestra mente pasa la idea de salir de nuestra zona de confort, es decir, de dejar de lado la comodidad y la seguridad para arriesgarnos a ir por más, escuchamos una vocecita que nos susurra al oído cosas como: “así estás bien”, “¿y qué tal si no funciona?”, “mejor malo conocido que bueno por conocer”… y muchas otras frases que nos impiden renunciar a lo bueno para ir tras lo grandioso.

Quedarse en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenerse con vida pero no vivir

Zona de confort
Imagen por Shutterstock

La zona de confort está relacionada directamente con el conformismo, con la pereza y con la pobreza mental. Una persona sin ambición, sin sueños y sin propósitos, terminará aceptando la vida que le tocó vivir y se dedicará solamente a sobrellevar una rutina que no disfruta, pero que acepta porque no quiere asumir el riesgo de renunciar a su aparente estado de comodidad y de seguridad.

Pero la verdad es que la vida es muy corta como para conformarnos con lo que nos tocó. Seguramente dentro de ti hay unos deseos fervientes de viajar, de impactar la vida de muchas personas, de ser libre, de crear algo que trascienda por generaciones, de comerte el mundo y de sentir que realmente estás viviendo. Estoy seguro de que para ti no está bien la idea de “un empleo seguro con salario fijo”. Estoy seguro de que tú no buscas seguridad y comodidad.

4 Poderosas preguntas que te ayudarán a evitar caer en la Zona de Confort

Zona de confort

Un ejercicio que personalmente me gusta realizar cada cierto periodo de tiempo en mi vida (al menos cada 3 años), es tomarme un par de horas para sentarme conmigo mismo bajo la luz de la luna y hacerme cuatro preguntas acerca de lo que estoy haciendo con mi vida. Al final del ejercicio descubro si realmente tiene sentido seguir haciéndolo o si ya es hora de cerrar ciclos y empezar con nuevos retos.

A continuación te comparto las preguntas y te invito a que adoptes el hábito de planteártelas cada cierto periodo de tiempo.


Fuente: Negocios y Emprendimiento
Seguir leyendo en: 4 Preguntas que todo emprendedor debe hacerse al menos cada 3 años

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *