5 cosas que nadie te dice sobre ser emprendedor

Érase una vez, todos los grandes empresarios fueron como tú, aunque no lo creas. Sí, todos sintieron el fuego del mundo de la independencia. Un tiempo en que el dominio de las reglas ya no eran suficientes, no fueron capaces de vivir por más tiempo ese mundo, entraron al tiempo donde dominaba la lucha. Aquí es donde el viaje del emprendedor comienza. Y hay un lado oscuro de ser un empresario que nadie te cuenta…

1. El miedo es lo que mueve tu negocio

Todo el mundo parece pensar que el éxito no conlleva miedo. La verdad es… que el miedo es lo mueve a los negocios. Temor por tu familia, el miedo al fracaso, miedo a una vida de 9 a 6 de la tarde, en la que no estás en control de tu propio destino. Das un salto, entonces el dinero se “achica” y la falta de ese dinero te hace mover el cuerpo y empujar a ese negocio a ser lucrativo; más difícil que cualquier cosa que hayas presionado antes.

2. La lucha es tu combustible, que es buena

La lucha es el combustible por el que se impulsa el cambio y el mejor momento para sacar el máximo provecho de la lucha es cuando te golpea en la cara. Ahora, puede sonar un poco simplista, o incluso equivocado. Pero, demasiado a menudo se nos hace creer que la lucha es algo malo, o que luchamos porque estamos haciendo algo mal. La forma correcta debe ser el camino más fácil, es lo que pensamos más seguido. Esto no es así, cada empresario se encuentra con una de las peores es la lucha de su vida, y es sobrevivir y persistir a través de esta lucha, lo que diferencia a los verdaderos empresarios.

3. No hay vacaciones

Cuando comienzas, sueña con esas vacaciones que se avecinan, en la que finalmente pasarás tus días de relax en la playa con una corona. Sin embargo, la verdad de ser un empresario es que no hay vacaciones absolutas, sólo en un sentido físico. Es muy difícil lograr tener vacaciones que incluyan la mente. Y sin vacaciones de la mente, las vacaciones físicas en realidad no existen, ¿verdad? Una vez que tu mente se acostumbra al estado híper activo de ser un empresario, se quedará por siempre así.

4. No es tan simple ser increíble

Tal vez la verdad es que en realidad no es tan fácil ser increíble. Entonces todo sería fácil. Son las cosas por las que peleas y luchas primero, las que tienen el mayor valor. Cuando algo es difícil de conseguir, vas a hacer mucho más para asegurarte de que es imposible que lo pierdas. Ahora eres un verdadero tomador de riesgos.

5. No hay una meta final

Vamos a ser honestos, no hay tal lugar llamado “final” en el camino del emprendimiento. Si en algún punto del camino vemos una linea de meta o un punto en el que ganamos una batalla, la necesidad de seguir luchando sigue ahí. La verdad es que, aun cuando tienes éxito y en alguna medida llegaste al “final”, siempre estarás obligado a movilizarse para defender lo que has ganado.

Así que si ser empresario es en realidad sobre el miedo, la lucha, el dolor, la falta de finales o vacaciones… entonces, ¿Qué es lo bueno de que nadie te dice?

Hay redención en tu lucha.

fuente externa.-

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *