¿Buena o mala idea? Cómo evaluar tu idea de negocio

Los emprendimientos nacen de ideas que, a primera vista, representan una oportunidad de negocio. Para reafirmar esa teoría comienza una investigación acuciosa para saber si el producto o servicio ya existe, si es ejecutable y, principalmente, si se puede vender. Sin embargo, evaluar la viabilidad del proyecto no constituye una garantía de realización. En ocasiones, la idea nos parece tan buena que somos incapaces de visualizar la efectividad de la misma. Por ello, es fundamental dejar de lado toda emoción al respecto y centrarse en evaluar la realidad que se presenta.

Convertir una idea en un negocio concreto, requiere adoptar una postura activa, objetiva, de observación y análisis. Es imposible predecir con exactitud qué es lo que ocurrirá después de ponerlo en marcha, pese a ello, es posible calcular la probabilidad de éxito del proyecto, analizando cuál será el riesgo y el retorno de la apuesta que se desea hacer.

En la búsqueda de facilitar tu proceso de análisis, recopilamos algunos consejos de vital importancia para comenzar a evaluar tu idea de negocio:

  • Define si tu idea es una respuesta a una necesidad, una carencia o deficiencia

Detectar una necesidad a tiempo y saber satisfacerla adecuadamente, implica grandes posibilidades de tener éxito en una aventura empresarial. Si se trata de una carencia, la clave está en descubrir algo que simplemente no se está haciendo y que, de llevarse a la práctica, podría tener éxito. En cambio, si estamos hablando de una deficiencia es porque hemos encontrado que algo que ya se está haciendo, no se hace correctamente o se podría hacer mejor. Identificar claramente la justificación de la idea, es fundamental, para darte cuenta si realmente se está resolviendo un problema o se trata de una propuesta novedosa.

  • Evalúa la afinidad de la idea con tu vida personal

Un buen indicador de proyectos exitosos surge de la ponderación entre las afinidades del negocio, con los intereses personales. Pues, entre las mejores formas de crear un emprendimiento, está la de dedicarse a aquello que realmente te gusta. Sobre todo si tienes grandes conocimientos del tema en cuestión y, por supuesto, disfrutas pasarte horas trabajando en ello.

  • Puntualiza la experiencia que tienes en el tema

Las investigaciones demuestran que las ideas de negocio con mayor éxito, son desarrolladas por personas que tienen varios años de experiencia en el tema. Analiza cuál es el grado de madurez y de manejo que tienes respecto a las aristas del proyecto, la tecnología que vas aplicar y la conducta de los clientes o del sector en cuestión. Esto te permitirá entender cuáles riesgos deberás enfrentar.

  • Comparte la idea

Es difícil que una sola persona tenga la suficiente experiencia y habilidad, para determinar si una idea es adecuada. Además, si resulta tener futuro, necesitarás de un partner para seguir adelante. Comenta tu idea y ve si hay personas interesadas en formar parte de ella. Es un gran indicador de éxito que otros se interesen en participar.

  • Descubre la innovación

Tener una buena idea, no es lo mismo que una buena idea de negocio. Para identificar el contraste, tendrás que moverte en el extraño terreno de justificar racionalmente todas tus suposiciones y, de este modo, encontrar los verdaderos diferenciadores de éxito. Ellos serán el respaldo de que tu idea no sólo es creativa, sino también es vendible y fácilmente negociable.

  • Haz una proyección de las finanzas

Analiza la factibilidad de encontrar financiamiento para tu idea, ya sea con la ayuda de familiares o amigos, subsidios, aportaciones u otros recursos. Proyecta en cuánto tiempo y de qué manera empezarás a retribuir dichas inversiones. En el caso de que los resultados no indiquen rentabilidad a largo plazo, es recomendable hacer un alto y evaluar las viabilidades del proyecto.

El resultado de este análisis, te permitirá descubrir la viabilidad de tu proyecto y, a la vez, pondrá sobre la mesa el abanico de cosas que tendrás que solucionar desde ahora en adelante. Incluso si el resultado dice que tu idea no es tan buena como parecía, tienes la oportunidad de mejorarla, desecharla o darle una vuelta y transformarla en un negocio exitoso.

 

fuente externa.-

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *