Capital Angelical: Opción para nuevos proyectos (PARTE I)

El mundo está lleno de nuevas ideas de negocio; y es común ver a personas, principalmente jóvenes, en la búsqueda de hacer realidad su sueño de emprendimiento. Sin embargo, no siempre se cuentan con los recursos económicos para realizarlo; y dentro del sistema de financiación tradicional los proyectos nuevos son pocas veces acogidos, a razón del alto nivel de riesgo que representan.

Ante esta realidad, desde hace algunas décadas, un grupo de empresarios retirados, personas con experiencia en los negocios y con suficiente capital para invertir, comienzan a capitalizar iniciativas empresariales nuevas,  creando el concepto de inversionista ángel. Que no es más que una persona, o grupo de ellas, que aporta el capital inicial de dicho emprendimiento a cambio de una participación accionaria. Ofreciendo, además, su experiencia en forma de mentoría, para que el proyecto tenga éxito.

Estas personas están abiertas a recibir propuestas que, en su mayoría, deben representar ideas innovadoras de productos o servicios nuevos o mejoras a los ya existentes. En otras palabras, es poco usual ver a uno de estos ángeles financiando  ideas de negocios ya establecidas. Por lo que se torna en una opción optima y viable para quien quiera llevar a cabo un emprendimiento.

Estos ángeles se pueden encontrar en asociaciones como de manera individual, teniendo en esencial el mismo procedimiento. En el caso de asociaciones  es a través de rondas de inversión, que son sesiones en donde se llevan las diferentes propuestas y los ángeles escuchan y evalúan dichas propuestas; para luego dar respuesta al emprendedor(a), retroalimentándolo(a) en los puntos necesarios y, en caso de ser aprobado, los términos en que dicha capitalización se llevará a cabo. Mientras que con un individuo es un proceso menos formal, pero de manera general, con los mismos pasos.

Es importante resaltar que los inversionistas ángeles son distintos a las incubadoras de empresas en diferentes aspectos, sin embargo, de manera global se diferencian en que las estas últimas capitalizan el emprendimiento a manera de préstamo, mientras que el primero, por lo general, requiere una porción accionaria dentro del proyecto.

Lo relevante de esto es que ante la ausencia de recursos para emprendimientos existe una puerta con personas las cuales están dispuestas a financiar ideas de negocios nuevas con el fin de desarrollarlas y llevarlas a éxito  junto al emprendedor(a).

Josías Ortiz González, MaF

info@FinanzasyProyectos.net

www.FinanzasyProyectos.net

@FinProyectos

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *