Como elegir un buen socio

Cuando estás pasando por buenos momentos, todos quieren ser tus amigos. Cuando las cosas se ponen difíciles, la mayoría desaparece. Es entre los que quedan, donde podrás encontrar a un futuro socio. Para emprender se requiere confianza, pero sobretodo lealtad y sinceridad. Por encima del conocimiento o la experiencia que pueda llegar a tener un candidato, son sus características como persona las que le dan mayor valor.

Después de identificar las anteriores cualidades y valores en una persona, debes evaluar las compatibilidades a nivel empresarial. Esto no necesariamente implica que sean personas de tu misma área de trabajo, todo lo contrario, recuerda que la clave está en la complementariedad de funciones y de experiencia.

El ejercicio de elegir un socio debe realizarse con sumo cuidado, pues en ocasiones, las apariencias engañan y por más simpatía que se demuestre, es sano iniciar con un período de prueba. Esto te permitirá evaluar qué tan compatibles son. Existen relaciones que funcionan muy bien en ambientes laborales sin el mismo resultado en ambientes sociales y viceversa. Es importante aclarar que el no entenderse en un aspecto, no demuestra que sucederá igual en todos.

Es difícil creer que existe una receta exacta que te lleve efectivamente a elegir un buen socio. Sin embargo, existen aspectos a tener en cuenta, para mitigar algunos riesgos que pueden presentarse. Para ello, hemos creados algunos consejos que te permitirán realizar una mejor elección:

1. Definición de roles
Antes de armar la sociedad, es necesario que se realice un acuerdo referente a cuáles serán los roles y funciones de cada uno en el emprendimiento. Esto se debe abordar desde las competencias, especializaciones y experiencias que cada quien tenga del tema.

2. Compatibilidad
La compatibilidad implica tener habilidades complementarias que las virtudes de uno sean las debilidades del otro, y así generar un equilibrio en el desarrollo del proyecto. Para esto, no es necesario ser los mejores amigos. Se requiere una alta dosis de respeto, excelente comunicación, un foco común y tareas determinadas. Un balance en las habilidades, es tu mejor oportunidad de éxito.

3. Armonía, confianza y paciencia
Ser socios en una empresa es una relación similar a la de un matrimonio, pues las reglas jurídicas que rigen la sociedad son muy similares. Por ello, se debe propender a un ambiente armonioso de convivencia, basado en la confianza y paciencia, de lo contrario una alteración de estas condiciones podría llevarte a un triste “divorcio”.

4. Experiencias exitosas
Personas que ya tengan buenos resultados en el rol de socio son buenos candidatos, pues ya conocen los vaivenes del emprendimiento y han salido bien librados de ello. No importa si para ti es la primera vez, el hecho de que por lo menos uno de los dos cuente con experiencia hará mucho más fácil manejar las situaciones que se den entre ustedes.

5. Sueños en común
Cuando dos personas están persiguiendo el mismo sueño, las cosas suelen ser más sencillas. Si las aspiraciones y objetivos personales de tu socio son similares a las tuyas, el trabajo será impulsado hacia el crecimiento y la agilidad en la toma de decisiones de alto impacto, en el mediano y largo plazo del negocio

6. Habilidades y debilidades
Ten en cuenta sus habilidades, pero sobre todo sus debilidades. Un buen socio es aquel que te complementa y que entre ambos logran potenciarse. Si eliges a alguien que tiene tus mismas aptitudes, existe una alta probabilidad que terminen compitiendo, pues uno tiende a desarrollarse laboralmente en lo que mejor domina.

7. Respetar espacios
Recuerda que cada ser humano tiene un ritmo laboral diferente, se deben respetar los espacios y modos de trabajo que tiene cada uno. Trata de proporcionar una autonomía en la acción, para que estén seguros de hacer todo el tiempo lo correcto. Fija metas y compromisos con plazos de cumplimiento reales.

Al final, un socio termina siendo para ti, un familiar más. Pon en práctica los anteriores consejos para elegir quien será tu próximo compañero fiel en el camino de emprender. Ten presente que siempre existe la posibilidad de que las cosas no funcionen como esperabas. De ser así, trata de poner fin a la sociedad en los mejores términos. No es recomendable tener malas relaciones ni mala reputación. ¿Tienes otras experiencias que puedan ayudarnos a elegir a un buen socio?

 

fuente externa.-

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad

1 Comentario

  1. Siempre he dicho que los socios deben de estar como uña y dedo, por tanto en tiempo difíciles deben de protegerse mutuamente y en los momentos de creciminto, tambien deben de compartir juntos para que se consolide mas la sociedad y no haya recelos entre ambos.

    Post a Reply

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *