¿CÓMO PAGAR DEUDAS CUANDO HAY POCO DINERO?

Por Josias Ortiz.

Sin lugar a dudas, pagar deudas teniendo poco dinero es incómodo. No obstante es algo alcanzable para quien se lo proponga.

Una de las situaciones más incómodas en la gestión financiera es pagar deudas teniendo poco dinero. No creo que haya otra cosa que quite más el sueño que eso, ya que al presentarse un estado de insolvencia, todo se complica.

Tengo muchas deudas y no puedo pagar

Recuerdo vívidamente cuando mi cliente me dijo: “Es que tengo muchas deudas y no puedo pagar”. Aunque es algo común que me digan eso, debo confesar que pocas veces lo he escuchado con tanta honestidad y sinceridad. Fue un grito desesperado de alguien que no entendía el origen de su situación.

Cuando me lo contó, nos adentramos a identificar qué le llevó a él a esta situación y concluimos que fue un mal manejo y la sobreutilización de la tarjeta de crédito. No obstante pudimos encontrar qué fue lo que pasó; la parte que me llamó la atención fue que él no tenía idea de qué había pasado.

Desde su perspectiva todo marchaba bien y esto sucedió de la noche a la mañana. Algo que entiendo no está distante de otros casos que andan por ahí. Ya que por lo general las personas no manejan los detalles de su realidad financiera. Tienen ideas vagas de que tienen tal o cual monto en el banco o que gastaron en esto o aquello. Pero no dominan, realmente, su día a día financiero. Y esto es preocupante, ya que sin controles adecuados es cuesta arriba tener buen desempeño financiero.

¿Cuál es la solución para pagar deudas con cuando hay poco dinero?

Independientemente de cuál sea el origen del endeudamiento, la realidad es que hay una deuda que hay que pagar y es necesario implementar las estrategias que permitan solucionar este problema. No es una tarea fácil o sencilla, ya que hay poco dinero, pero es posible y lograble.

Sin embargo, antes de entrar en los detalles de la solución, es importante que tengas presente, en caso de que estés pasando por una situación como esta, que por sobre todas las cosas no puedes perder la calma y el sentido de la realidad.

Es cierto que estar endeudado no es el escenario ideal, y cuando a esto se le añade que hay poca liquidez, entonces la cosa se complica. Sin embargo, debes tener bien presente que todo problema, por definición, tiene solución, y el tuyo no es la excepción; por lo tanto, céntrate en identificar esas oportunidades para que entonces puedas dar respuesta a tu situación financiera.

Perder la calma y el sentido de la realidad tiene malas consecuencias que debes evitar. Es por esto que es tan importante centrarse en soluciones, en las formas en que puedes salir de esta situación, más que en la magnitud del problema. Ahora, esto no quiere decir que te tomes el asunto a la ligera, todo lo contraio, es algo serio, pero siempre con la perspectiva de que tienes alternativas para encontrar respuesta a tu endeudamiento.

Consolidar deudas

La primera solución que pudieras ponderar, aunque es algo delicada, y te recomiendo que busques asistencia profesional, es la reunificación de deudas, o consolidación de deudas.

Este es un proceso en donde adquieres un crédito grande para saldar deudas pequeñas. Esto resuelve tu deuda inmediata, pero te compromete para otra más grande. En otras palabras, aplacas una parte del fuego, pero el resto de la casa sigue ardiendo.

El tema con esta solución es que tienes que ser estratégico con el movimiento como tal, y debes tomar en cuenta cuáles son los términos sobre los cuales vas a hacer la negociación. Y es por esto que te recomiendo que busques asistencia, ya que el banco, con tal de vender un nuevo crédito, te puede plantear cosas que, inicialmente parecen adecuadas, pero que no necesariamente se ajustan a lo que estás buscando.

En ese sentido, mi sugerencia es que si ponderas esta solución, te auxilies de expertos en la materia que te brinden una panorámica adecuada para el buen desempeño financiero.

Siéntate en la mesa de negociaciones

No debes perder de vista que, aunque puedes estar endeudado con poco dinero, tanto tú como a quien le debes tienen un punto en común: El saldo de la deuda. Lo que quiere decir que pagar deudas es el camino en donde ambos se encuentran.

En otras palabras, el banco o prestamista no gana nada si, en última instancia y peor escenario, te llevan a la cárcel. Porque ahí, seguro, no puedes pagar. Pero tampoco “ganan” embargándote, aunque es una práctica que se da con frecuencia, porque el embargo implica que ellos tienen que hacer un esfuerzo, que cuesta dinero, para vender esos  bienes que ha expropiado.

Esto hace que la mesa de negociaciones sea una alternativa viable para resolver la situación. A razón de que plantea el esclarecimiento de tu realidad financiera y tu intención de pagar tu deuda. Lo que significa que das paso al dialogo que luego se torna en una solución.

Claro, esto es más fácil en teoría que en la realidad, no obstante, es una acción posible, en donde puedes llegar a acuerdos con ese deudor para que vea tu realidad y encuentren un punto de avenencia para el tema de deuda pendiente.

Ajusta tus consumos a tus posibilidades

Ante una realidad insolvencia financiera tienes que hacer ajustes en tus consumos. Esto quiere decir que tienes que bajar tus gastos al mínimo posible. Esto es quizás una de las partes más difíciles dentro del contexto de la gestión financiera personal ya que implica que tienes que hacer cambios en tu forma de manejar el dinero.

Lo que significa, en español,  es que si ibas al cine dos veces por semana en un mes, ahora tienes que reducirlo a una vez al mes, o bien bimensual. Que si solías comprar comida en el trabajo, ahora tendrás que hacerla en tu casa y llevarla, etc.

En otras palabras, debes ubicar tu realidad financiera al mínimo para entonces tener la capacidad de saldar tu deuda. Y es ahí en donde está la parte más difícil, porque ello implica que tu estilo de vida cambia y que las cosas no serán las mismas. Es algo duro, pero probablemente tendrás que hacerlo.

Conclusión

Sin lugar a dudas, pagar deudas teniendo poco dinero es incómodo. No se lo deseo a nadie, porque es muy cuesta arriba llevarlo a cabo, sin embargo, el mundo se nutre de realidades y requiere que las enfrentemos. Por lo tanto, es algo de sí o sí.

A todo esto, no puedes perder la perspectiva de que, aun estés ahogado en deudas, tu situación tiene solución. Bajo ninguna circunstancia pierdas la calma. Céntrate en las soluciones y ubica las estrategias necesarias para materializar tu objetivo. Es por esto que te propongo las siguientes soluciones

  1. Consolidar tus deudas
  2. Sentarte en la mesa de negociaciones
  3. Ajustar tus consumos a tus posibilidades.

Si logras, de manera efectiva, implementar estas soluciones, aun teniendo poco dinero, podrás saldar tus compromisos financieros. Por lo que si esta entrada sobre pagar deudas te ha sido de utilidad, te invito a que comentes y compartas. Puedes hacerlo a través del formulario más abajo, redes sociales y correo electrónico.

 

 

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Josias Ortiz Gonzalez

Licenciado en Administración de Empresas con Maestría en Finanzas Corporativas por la Universidad APEC. Director Ejecutivo y Consultor Senior de la firma Finanzas & Proyectos. Enfocado a proveer respuestas que sirvan para alcanzar los objetivos deseados,sobre la base del análisis sistemático de las realidades de la empresa. Falicitador certificado para la formación profesional. Expositor y escritor de temas relacionados a la buena gestión financiera empresarial y personal.

Comparte esta publicación en
468 ad