Cómo construir diferentes fuentes de ingreso

Tener múltiples fuentes de ingreso puede cambiarte la vida dramáticamente; incluso con solo ganar unos $500 dólares adicionales al mes, podrías pagar todas tus tarjetas de crédito, créditos estudiantiles o acercarte cada día más a las vacaciones de tus sueños.

Sea cual sea la razón, un ingreso adicional también puede ayudarte a disminuir tu estrés y te permitirá alcanzar la tan anhelada independencia financiera. Si sigues estos consejos te darás cuenta de que lograr esta meta no es tan difícil como parece:

Inicia con un ingreso único

Antes de que te adelantes demasiado, primero debes asegurarte de que tienes una fuente de ingreso confiable y consistente. Sea que seas el dueño de tu propio negocio o que trabajes de 9 a 5, debes asegurarte de que este ingreso sea lo suficientemente seguro como para cubrir tus gastos mensuales actuales y para que puedas apartar la porción que te sobre.

Recuerda que cuando crees fuentes adicionales de ingresos deberás hacer una inversión inicial, por eso necesitas tener una fuente primaria de ingresos confiable que te ayude a empezar otros proyectos.

Comprométete a gastar menos de lo que ganas

Si vas a seguir gastando mas de lo que ganas, ¿cómo esperas poder pagar tus deudas o tener un fondo de ahorros para emergencias? la idea de tener múltiples fuentes de ingreso es que logres tener independencia financiera, pero no podrás tenerla si sigues gastando de forma irresponsable. Siempre hay algún gasto que puedas eliminar o reducir.

Para que te vaya bien en este compromiso, empieza creando un presupuesto para que sepas exactamente en qué gastas tu dinero y puedas tener un mejor entendimiento de tus finanzas.

Identifica aquello que te hace valioso

A pesar de lo que puedas pensar, todos tenemos nuestros propios dones, habilidades y experiencias que podemos ofrecer a otros. Siéntate a pensar en aquellas cosas que te hacen único y en cómo esas habilidades pueden brindarle valor a otros. No importa cuan triviales puedan parecerte tus ideas, apúntalas en tu lista. Pregúntate si tienes un talento o conocimiento que otros no poseen.

Recuerda que no todos nosotros somos organizadores, buenos pasteleros, limpiadores, carpinteros, fotógrafos o programadores.  La gente te pagará por aquellas cosas con las cuales ellos no tienen experiencia o de las cuales no tienen conocimiento.

Genera ideas

Una vez que hayas identificado aquellas habilidades que te hacen valioso, comienza a pensar en las fuentes potenciales de ingreso relacionadas a esa área. Una vez que tengas varias ideas, deberás hacerte las siguientes cinco preguntas:

¿Puedo hacerlo en mi tiempo libre?

¿Puede esto generarme una cifra sustancial de ingresos?

¿Seguirá esta actividad generando ingresos si yo no estoy?

¿Es una actividad que disfrutas hacer?

¿Es una idea que solo requerirá de una pequeña inversión inicial para empezar?

Identifica tu mercado

Digamos que lo tuyo es la pastelería. ¿Qué hace que tus productos se destaquen por encima de los demás pasteleros de tu área? ¿Acaso has perfeccionado el arte de los pasteles de boda? De ser así, entonces ya encontraste tu nicho de mercado. ¿Alguien quiere muffins? ¿alguien?

Si no estás seguro de tu mercado, piensa qué problema puede resolverle a la gente tu talento o conocimiento. Luego de pensarlo por un tiempo te darás cuenta de que tu valor se aplica a un grupo específico de gente.

Si aun estás estancado, comienza a compartir tu pasión con otros a través de un blog o creando videos. Incluye un espacio donde los clientes potenciales puedan dejar un email y sus comentarios. Una vez que hayas creado una lista d emails, puedes pedirle feedback o recomendaciones a tu comunidad basadas en sus necesidades o deseos personales.

Dedícale tiempo

Si tienes un trabajo a tiempo completo y familia, no siempre tendrás mucho tiempo libre para dedicarte a otras cosas, y es en estas situaciones en las que te tocará ser creativo o hacer sacrificios para encontrar más tiempo. Por ejemplo, si miras la televisión todas las noches durante dos horas, entonces redúcela a sólo una hora.  También puedes intentar levantarte mas temprano o utilizar los períodos de tiempo libre que tienes durante el día, como por ejemplo: el tiempo que pasas trasladándote desde y hacia tu trabajo, o tu hora de almuerzo.

Al inicio puede llegar a ser agotador pero una vez que le hayas agarrado el ritmo, tus distintas fuentes de ingreso funcionarán de forma mas automática; y si esta idea o producto es algo que te amas y te apasiona, te dará la energía que necesitas para superar ese sentimiento de cansancio.

No hornees demasiados conejos a la vez

“Comenzar demasiados proyectos a la vez es como intentar empujar demasiadas rocas hacia la cima de una montaña a la vez: puedes empezar, pero acabarás perdiendo el enfoque y tu tiempo. El éxito surge de la construcción de equipos, no de proyectos. Esto se trata de construir múltiples equipos de ingreso”, así lo señala Roger James Hamilton, fundador del Instituto Entrepreneurs y autor del libro “The Millionaire Master Plan” (El plan maestro millonario).

Enfócate en el proyecto (o la fuente de ingresos) que puedas manejar y con la cual puedas armar equipos que te apoyen en las distintas maneras que tienes de ganar dinero. Por lo general se recomienda que armes una fuente de ingreso y equipo a la vez, y una vez que puedas manejar tus dos trabajos de manera medianamente rápida, y hayas aprendido de la experiencia, entonces armes el siguiente, y el siguiente, y así sucesivamente.

Ejemplos de múltiples fuentes de ingreso

No obstante conoces el proceso de crear múltiples fuentes de ingreso, el inicio es siempre lo mas difícil. Si estás estancado, piensa en todas las cosas que se relacionan a tus intereses, personalidad, habilidades, educación y experiencia.

O, puedes intentar con alguna de estas ideas:

  • El marketing de afiliados es simplemente un contrato que haces con una compañía para vender o agregar sus productos en tu página web. Pat Flynn puede enseñarte mucho sobre este tipo de ingreso pasivo (en inglés).
  • Encuestas pagas o grupos de estudio: puede que estos no paguen mucho pero participar en ellos no toma mucho tiempo y puedes realizar estas actividades mientras haces otras cosas como comprar por Internet.
  • Consultorías o trabajo como independiente: esto es perfecto si tienes un tipo de habilidades específicas. Puedes convertirte en escritor, asistente virtual, fotógrafo, escribir lenguaje de programación, contador, o diseñador gráfico. Las posibilidades son ilimitadas y hay muchos clientes que te necesitan.
  • Vende productos en mercados de artesanos, eBay, Amazon, Corotos u otros similares. ¿No tienes nada que vender? ¿Has considerado convertirte en vendedor directo o aprender sobre dropshipping? Si eres creativo, entonces puedes hacer manualidades y venderlas en páginas web como Etsy.
  • Invierte en acciones, bonos, plazos fijos o planes de pensión.
  • Comienza un negocio desde tu casa.

Sea como trabajador autónomo o consultor, las posibilidades son ilimitadas.  Puedes ganar dinero extra paseando o cuidando perros, prestando servicio al cliente, o preparando comida. Comienza haciendo algo para lo que eres bueno que te traiga ingresos.

Fuente Externa./

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad