Lean startup reduce los fracasos en el emprendimiento

El “Lean startup” (o Startup ultraligera) es un metodo utilizado para la creación de un producto en base a las necesidades del cliente. Éstas son comprobadas de forma empírica y no a través de encuestas, mediante la creación de un mínimo producto viable o MVP. Esto implica mostrar tu idea o solución de forma simple, para recibir retroalimentación de tus clientes o usuarios potenciales..

El primero en utilizar el término fue Eric Ries, en 2008. Entonces, se consideraba que una lean startup era aquella que se apoyaba en tres pilares: el uso de plataformas abiertas y gratuitas, la aplicación de metodologías de desarrollo ágiles y la iteración rápida con los clientes. Uno de los ejemplos más conocidos es el de Dropbox. Esta compañía se enorgullece de haber elegido este camino y reconocen que aprendieron de otras empresas. Además, recomiendan lanzar el o los productos, lo más rápido posible y, ante la duda entre construir lo correcto y construir correctamente, elegir siempre lo correcto: “No merece la pena correr en la dirección equivocada”.

La idea es que en poco tiempo y con pocos recursos tengas un producto beta (sencillo) que te permita interactuar con el cliente y definir si existe o no interés por parte del segmento. Esto te provee datos empíricos exteriores a la empresa, sobre la aceptación de tu producto y la cantidad de personas dispuestas a pagar por él.

1. Prototipo rápido (Rapid Prototyping)
Utiliza lo que tengas al alcance de tus manos y habilidades, para crear una maqueta visual de tu producto explicando las funciones y características. Un dibujo en un papel, un gráfico en powerpoint, lo importante es que el producto pueda ser visualizado (es más fácil entender algo viéndolo que si nos lo explican). Si tu producto es web o aplicación móvil, MockFlow es una gran herramienta.

2. Pon a prueba tu idea
Presenta tu idea a tanta gente como sea posible. Especialmente a aquellos que pueden ayudarte a poner en marcha tu proyecto (inversores, amigos, otros emprendedores, clientes potenciales). No te obsesiones con lo que has diseñado (piensa que es sólo el punto de partida), escucha todas las sugerencias constructivas e introduce las mejoras que creas conveniente.

3. Acumula recursos
Si los pasos anteriores demuestran que tu idea es factible, entonces ahorra o consigue capital para que las personas de tu equipo puedan trabajar tranquilamente entre 5 y 6 meses (tu producto tiene que estar fuera y vendiendo antes de que acabe ese periodo).

4. Lanza tu producto lo antes posible
Identifica las funcionalidades básicas de tu producto y lánzalo tan pronto como éstas sean sólidas. El lanzamiento es sólo el comienzo y si tu idea funciona, tu trabajo consistirá en mejorar el producto. Investiga y ve cómo otros han solucionado tus mismas dificultades. Lo novedoso, normalmente no es algo que no existía, sino, darle un nuevo uso a lo antiguo o mejorar lo que ya hay.

5. Sal a vender en cuanto puedas
Es posible que al principio tu producto no funcione, pero si pones atención al feedback que recibes, es muy probable que los propios clientes te estén indicando qué es lo que falla y qué es lo que realmente necesitan. También te permitirá encontrar la mejor manera de hacerles entender que, aquello que ofreces, les permitirá ganar dinero o vivir mejor (al fin y al cabo, los negocios se reducen a eso).

6. Utiliza las redes sociales
Crea comunidades y escucha todo lo que tengan que decir. Aprovecha y pregúntales siempre que tengas una duda. No hay nada más poderoso que convertir a tus clientes en parte de la empresa. Si tu producto es bueno y te preocupas porque tu trabajo y tu servicio sean excelentes, el boca a boca se convertirá en tu mejor herramienta de marketing.

7. Empieza de nuevo
Una vez hayas lanzado tu producto y empezado a vender, analiza qué ha funcionado y qué ha ido mal y empieza desde el principio para lanzar nuevas funcionalidades y mejorar tus procesos y tus servicios.

El método Lean Startup supone un nuevo enfoque que se está adoptando en todo el mundo, para cambiar la forma en que las empresas crean y lanzan sus productos. Permite que sean más eficientes en el uso del capital y que apoyen de manera más efectiva la creatividad humana.

Se trata de acortar el ciclo de desarrollo del producto, midiendo el progreso real y así descubrir qué realmente quieren los consumidores. En lugar de despilfarrar tiempo diseñando elaborados planes de negocio, el método Lean Startup ofrece a los emprendedores de empresas grandes y pequeñas una manera de poner a prueba en forma continua su visión, para adaptarla y ajustarla en pro del éxito.

fuente externa.

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad

Trackbacks/Pingbacks

  1. 6 Tips de Emprendimiento basados en mi experiencia - - […] Ojo: No digo que tengas que empezar a regalar cosas por varios meses, cada empresa es diferente. Lo que…

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *