Lo necesario para convertirse en Millonario.

Dias atrás, mi cuñado me envía un articulo sobre “como hacerse millonario” y fue muy oportuno ya que tenia días  tratando de escribir al respecto y lo que pude leer coincido con mi criterio del tema.

A lo opuesto de la falsa creencia, no todas las personas que logran acumular riquezas, no lo hacen de una día para otro. La mayoría de las personas que disfrutan de la libertad financiera lo logran desde cero. No obstante para lograr esa libertar se deben reunir una serie de aptitudes para poder convertirse en millonarios.

En el transcurso de mi vida, he podido ver y conocer desde adentro a algunas personas que podrían llamarse millonarios, logrado por esfuerzo propio y me gustaría compartir algunas de las cosas que me han llamado la atención y que concuerdan con el articulo enviado por mi cuñado.

Son Discretos.

Las personas que han logrado su fortuna bajo su propio esfuerzo no sobresalen entre la multitud y quizás en muchas ocasiones hasta te lo hayas topado en la fila del banco. Su vestimenta es básica y no ostentan grandes joyas o relojes de oro.

En el mayor de los casos, no les gusta hablar de lo que tienen y por lo regular tampoco poseen muchas cosas, estos son partidarios de tener el dinero invertido en negocios o activos que le generen un ingreso pasivo.

Son Superhéroes.

Las personas con mucho dinero que he tenido la oportunidad de conocer, muchos de ellos no tienen MBA’s ni postgrado y en muy pocas excepciones terminaron una licenciatura, pero mucho después de lograr la estabilidad económica. Su gran escuela es la universidad de la vida. La mayoría de estos empresarios exitosos vienen de familias muy humildes y luchadoras y como la humildad y la lucha fueron los valores con lo que crecieron como persona, estas cualidades también son transmitidas a sus empresas.

Corren riesgos calculados.

Una empresa independiente no tienen ninguna tipo de compromiso bancario. Estos saben que incurrir en deudas los coloca en una situación no agradables para ellos. Por tal razón, cualquier tipo de deuda lo incomodan y entienden que frena el crecimiento de su patrimonio, por ende todo tipo de deuda tratan de amortizarlas en el menor tiempo posible.

Son grandes ahorradores.

Tener una cantidad considerable de dinero en su carta bajo la manda y se enfocan en aumentar de manera continua, viviendo estilos de vidas de manera austera. Esto le permite hacer crecer sus empresas con su propio patrimonio.

Son parte de negocios básicos.

Por lo general este tipo de millonarios les gustan los negocios sencillos; compra y venta. Por lo que para ellos, los negocios de internet, bolsa de valores o el azar son cosas que para ellos son complicadas aun cuando se sabe que muchas personas han hecho mucho dinero en esos sectores.

Son pacientes.

“Los mi­llo­na­rios pro­pie­ta­rios de em­pre­sas tie­nen la pre­cau­ción de am­pliar sus in­ver­sio­nes de ma­ne­ra pau­la­ti­na y, en ge­ne­ral, sin en­deu­dar­se. Exis­te una mar­ca­da pre­fe­ren­cia por in­ver­sio­nes que ge­ne­ren in­gre­sos, como ac­cio­nes que re­par­tan di­vi­den­dos, bonos, cer­ti­fi­ca­dos de de­pó­si­to, va­lo­res del Te­so­ro e in­ver­sio­nes in­mo­bi­lia­rias sin en­deu­da­mien­to con flu­jos de caja po­si­ti­vos.

En ge­ne­ral, evi­tan la es­pe­cu­la­ción, aun­que mu­chos de­di­can una pe­que­ña can­ti­dad de di­ne­ro a com­prar fon­dos de in­ver­sión o, de vez en cuan­do, ac­cio­nes que están a muy bajo pre­cio. Re­cha­za­rán el po­ten­cial de ob­te­ner un be­ne­fi­cio rá­pi­do a fin de evi­tar un mer­ca­do ba­jis­ta que des­tru­ya la ri­que­za.

Para quie­nes no somos mi­llo­na­rios, el ries­go que co­rre­mos es el de sen­tir­nos ten­ta­dos de se­guir los es­te­reo­ti­pos en vez de la reali­dad. Po­de­mos si­mu­lar­lo hasta que «in­ver­ti­mos» nues­tro di­ne­ro en bie­nes ma­te­ria­les y en un es­ti­lo de vida y no en bie­nes de ca­pi­tal, como em­pre­sas e in­ver­sio­nes que ge­ne­ren in­gre­sos. Pero eso solo ali­men­ta nues­tro ego y con­su­me nues­tros re­cur­sos fi­nan­cie­ros.

Por lo que he visto, con­ver­tir­se en mi­llo­na­rio es un pro­ce­so abu­rri­do: tra­ba­jan mucho, eter­na­men­te, y no paran de aho­rrar di­ne­ro. No es­pe­cu­lan, no se «fo­rran de di­ne­ro» y no viven la vida a lo gran­de. Res­pec­to a las per­so­nas que se han hecho mi­llo­na­rias por su pro­pio es­fuer­zo y que se han ro­dea­do de al­gu­nos lujos en sus vidas, ha sido, en ge­ne­ral, des­pués de es­pe­rar du­ran­te mu­chos años esa me­re­ci­da re­com­pen­sa.

Sos­pe­cho que a la ma­yo­ría de per­so­nas que se hi­cie­ron mi­llo­na­rias por su pro­pio es­fuer­zo no les im­por­ta de­ma­sia­do que la gente crea en el tí­pi­co es­te­reo­ti­po. Son fe­li­ces ob­ser­van­do cómo es­pe­cu­la­mos y gas­ta­mos di­ne­ro en cosas que se­gu­ra­men­te nos lle­va­rán a la ruina, por­que, por esta razón, que­da­re­mos menos para com­pe­tir con ellos.”

 

Y tu, ¿Conoces a alguien que encaje a ese perfil? Comentamos.

 

 

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Jorter Done

emprendedor | inversionista amateur | viajero de negocios | fotógrafo | bebedor de vinos | Aviador Wannabe

Comparte esta publicación en
468 ad

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *