No quiero un negocio… pero quiero invertir

Es común escuchar a personas que no les interesa asumir un emprendimiento propio, pero que están buscando engrosar sus arcas, o bien, mantener cierta liquidez; y tienen fondos disponibles para invertir. Para estos casos existen algunas pautas que se deben tomar en cuenta:

  1. 1.     Definir el propósito de la inversión. Es determinante establecer la razón de ser de la inversión, de manera que se puedan identificar el tipo de instrumento que se vaya a adquirir.
  2. 2.     Tener un perfil de riesgo. El riesgo especifica el rango de tolerancia que una persona puede asumir a la hora de invertir, en caso de que el evento sea contrario a lo esperado.
  3. 3.     Elegir el mercado de inversión. Se pueden listar tres mercados en los que se pueden hacer inversiones; está el mercado de capitales o valores, mercado financiero o bancario y por último el mercado informal. Cada uno de estos tiene sus intríngulis y es necesario la asesoría profesional a la hora de tomar una decisión de manera que se elija aquella que vaya más acorde al perfil de inversión de la persona.
  4. 4.     Diversificación. “No ponga todos los huevos en una sola canasta” es la frase que mejor se acopla a este concepto. Esto porque en ella se minimiza el riesgo, teniendo diferentes opciones que permiten sortear la incertidumbre de los eventos contrarios al esperado.
  5. 5.     Negocios conocidos. Invierta en aquello que conoce. Existe una menor posibilidad de fracaso al capitalizar proyectos en los cuales conoce la mecánica del mercado y del negocio mismo, ya que sabe qué esperar de dicha industria. En caso de hacerlo en un proyecto desconocido, documéntese y asesórese con especialistas en inversión. Reduzca el margen de riesgo.
  6. 6.     Tiempo. Es determinante tener un período de retorno de inversión. Todo proyecto debe incluir está parte porque sin ella es imposible establecer la eficacia del capital invertido. Además de que permite hacer una comparativa respecto de otras posibles inversiones con periodos de recuperación distintos.

La decisión de inversión es multifactorial; Inciden distintos aspectos de la vida de la persona que se hace vital profundizar en ellos; sin embargo, estos seis elementos le permiten tener una visión ampliada de qué tomar en cuenta a la hora capitalizar proyectos de terceros. Tomando en consideración que el objetivo general es generar riqueza y que esta satisfaga la necesidad y expectativa del inversionista.

Josías Ortiz González, MaF

info@FinanzasyProyectos

@FinProyectos

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Emprendedores Dominicanos

Comparte esta publicación en
468 ad

Deja tu Comentario