¿Cómo hacer una buena capitalización de mi empresa?

La capitalización de tu empresa, si se está desarrollando de manera adecuada, es un paso que, tarde o temprano, tendrás que dar. A razón de que la manera en que se puede materializar el crecimiento es con capitales.

Es decir, hacer que tu empresa, por ejemplo, entre a nuevos mercados o bien cree nuevas líneas de productos, el factor primario que determinará que esto sea una realidad es la capitalización de tus operaciones para la expansión que deseas llevar a cabo.

En ese sentido, vamos a tratar el tema sobre ¿Cómo hacer una buena capitalización en tu empresa? Enfocándonos en algunas pautas claves que debes tomar en cuenta, antes, durante y después de haber inyectado los recursos económicos necesarios a tu empresa. Y que todo esto resulte en un desarrollo sostenido en el tema de las finanzas de tu empresa.

¿Cuándo es el mejor momento para hacer la capitalización?

Partiendo de que la capitalización es fundamental para hacer efectivo el desarrollo y crecimiento de la empresa, una de las interrogantes que comúnmente surgen es ¿Cuándo es el momento adecuado para llevarla a cabo?

Tomando en consideración las diferentes realidades que se pueden presentar en una PyME, en donde por lo general los recursos económicos son escasos, definir el momento adecuado para capitalizar la empresa es determinante, porque, sin lugar a dudas, no todos los tiempos son iguales, y cada uno de ellos presenta una particularidad.

Por ejemplo, expandir en el mes de diciembre, en algunas industrias puede ser cuesta arriba, ya que en este mes usualmente hay un mayor movimiento de mercancías; y llevar a cabo un proceso de expansión puede tornarse más que una solución, en un gran problema.

Pero esto no solo aplica a la estacionalidad, sino que también incide en el momento particular de la empresa. En donde si la empresa está pasando por alguna situación interna en la que tiene que enfocarse para salir a camino, y se sumerge en capitalizar puede, de igual manera, crear percances y entorpecer la intención inicial de crecer.

En ese sentido, el momento adecuado para llevar a cabo una capitalización depende de varios factores singulares de cada industria y empresa en particular, sin embargo, existe tres elementos comunes que debes tomar en cuenta, y que te indican el momento apropiado para capitalizar tu empresa:

  1. Incremento de la demanda
  2. Oportunidades del mercado
  3. Actualización tecnológica

Esto porque en la medida en que crece el nivel de requerimientos de tu empresa es sinónimo de que estás llegando a más personas, por lo tanto, tienes que capitalizar tu empresa. De igual manera, si se presentan nichos dentro del mercado en donde puedes insertarte, como por ejemplo, en nuevas zonas geográficas o blancos de públicos distintos a los que ya has cubierto. Y por último, por un tema de actualización de la tecnología con la que trabajas; es decir, si usas maquinarias que ya no responden a la realidad del mercado, entonces debes inyectar recursos a tu empresa.

Por lo que, más allá de lo específico de la circunstancia que está vivenciando tu empresa, cuando enmarcas la capitalización a estos tres elementos, entonces podrás ver con mayor claridad el momento adecuado para invertir dinero en tu negocio.

¿Cómo hacer una capitalización efectiva de tu empresa?

Luego de determinar el momento apropiado para llevar a cabo el proceso de capitalización de tu empresa, el siguiente paso es llevar acabo la acción. Y la pregunta que surge es ¿Cómo hacerlo? Es decir ¿De qué manera puedes entrar en un proceso de inyección de recursos económicos para el desarrollo y crecimiento de tu empresa de la forma más idónea?

Para responder a esta interrogante tienes que responder a dos preguntas básicas:

  1. ¿Cuánto se necesita?
  2. ¿De cuánto dispongo?

Ya que estas dos preguntas resumen el tipo de capitalización que vas a tener, si es con recursos propios, financiamiento externo, o mixtos. Y sobre la base de todo esto es que se formula y responde el cómo llevar a cabo un proceso de inversión en la empresa.

En ese tenor, y partiendo de las dos preguntas básicas que tienes que responder, vamos a ofrecer algunas pautas que debes tomar en cuenta a la hora de capitalizar tu empresa, sin importar el tipo de escenario que tengas, es decir, si es con recursos propios, externos o mixtos.

Pauta No. 1: Tener un flujo de efectivo positivo

La primera pauta que debes tomar en cuenta a la hora de capitalizar tu negocio es que tu flujo de efectivo sea positivo. Es decir, que tengas la liquidez suficiente para cuando tengas que acceder a un préstamo, utilizar los recursos propios o una combinación de ambos.

En este aspecto, toma en cuenta lo siguiente:

  • Nivel de efectivo real
  • Rotación de tus cuentas por cobrar.
  • Nivel de ventas
  • Capacidad de endeudamiento

La razón de ser de estos elementos reside en que de ellos depende parte importante de la liquidez. Y definen la capacidad que tengas de absorber esta nueva etapa de inversión.

Por lo general las capitalizaciones implican altos recursos económicos, y cuando accedes a ellas debes, dentro del marco de lo posible, hacer un colchón que soporte esos cambios bruscos que se pueden presentar en la inversión que estás haciendo. Y por ende dar paso a la fluidez de dinero antes, durante y después.

Pauta No. 2: Identificar las fuentes de financiación disponibles

Aunque tienes la posibilidad de amasar esos recursos por ti mismo a través de las utilidades del negocio, lo común es que las empresas financien las capitalizaciones. Si ese es tu caso, entonces debes identificar las fuentes de financiación que tienes disponibles.

En ese sentido, desde la perspectiva de una PyME, tienes, de manera tangible, tres fuentes de financiación a las que puedes acceder de forma rápida, y con cierto nivel de facilidad:

  1. Instituciones bancarias
  2. Socios
  3. Familia

Cada una de ellas presenta tanto ventajas como desventajas. Y debes ser cauto a la hora de elegir.

Ventajas y desventajas de las fuentes de financiación

Tomando lo anterior en consideración vamos a ver algunas ventajas y desventajas que cada una de las fuentes de financiación presentan. Para que tengas una panorámica más acabada de cada una de ellas, y puedas tener un mejor marco de referencia a la hora de tomar la decisión.

Instituciones Financieras

Ventajas
  1. Acceso a un crédito si tienes tus números en orden relativamente fácil.
  2. Cuota fija o mínimamente variable durante el tiempo el préstamo.
  3. Desvinculación de la empresa tan pronto el préstamo es saldado.
  4. Si se cumple a tiempo con la institución esto repercute de manera positiva la calificación crediticia de tu empresa.
Desventajas
  1. Compromiso fijo
  2. Cargos por mora e intereses por incumplimiento en el pago de la cuota mensual.
  3. Mala calificación crediticia por faltar al pago de la cuota mensual.

Socios

Ventajas
  1. Riesgo de inversión compartido.
  2. Dividendos en función de los beneficios que genere el proyecto.
Desventajas
  1. Perpetuidad en los dividendos por los beneficios generados con el proyecto. Y esto puede resultar, a la larga, más costoso que el préstamo.

Familia

Ventajas
  1. Bajo costo del dinero.
  2. Riesgo de inversión compartido.
  3. Vinculo filial.
  4. Condiciones flexibles de negociación.
Desventajas
  1. Injerencia familiar
  2. Conflictos familiares fuera del negocio.

Conclusión

Hacer una capitalización éxito en tu empresa dependerá, esencialmente, del momento en qué decidas hacerla y del tipo de fuente que vas a utilizar. Lo primero estará sujeto al incremento de la demanda, nuevas oportunidades de mercados y a la actualización de las tecnologías que no se ajustes a la realidad del mercado.

Para lo segundo (tipo de fuente), lo importante es definir cuánto necesitas y cuánto tienes; y en función de eso deberás decidir si vas a utilizar tus propios recursos, lo vas a buscar fuera o bien una combinación de ambos. Tomando en cuenta que cada escenario tiene sus particularidades, y sobre la base de cada una de ellas es que debes decidir cuál se ajusta más a tu realidad financiera empresarial.

En ese sentido, si esta entrada sobre la capitalización de tu empresa te ha sido de utilidad te invitamos a que comentes y compartas, ya sea por correo electrónico o redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate. Y si quieres profundizar en el tema te sugerimos adquirir el libro Finanzas para Nuevos Emprendedores escrito por Juan Serantes haciendo clic en la imagen más abajo.

capitalización

Josías Ortiz González, MaF

info@FinanzasyProyectos

www.FinanzasyProyectos.net

@FinProyectos

@josiasortizg

¡Inscríbete a los Boletines de Emprendores.do!

Inscríbete y recibe semanalmente nuevo contenido

Política Anti-Spam. Sólo recibirás correos de Emprendedores.do. Puedes darte de baja cuando quieras

Autor: Josias Ortiz Gonzalez

Licenciado en Administración de Empresas con Maestría en Finanzas Corporativas por la Universidad APEC. Director Ejecutivo y Consultor Senior de la firma Finanzas & Proyectos. Enfocado a proveer respuestas que sirvan para alcanzar los objetivos deseados,sobre la base del análisis sistemático de las realidades de la empresa. Falicitador certificado para la formación profesional. Expositor y escritor de temas relacionados a la buena gestión financiera empresarial y personal.

Comparte esta publicación en
468 ad

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *